May 10, 2018

Blog Thumbnail: Houston Injury & Accidents

Las lesiones en el lugar de trabajo suceden, y suceden con mayor frecuencia cuando los empleadores no implementan los programas de seguridad orientados hacia la reducción del riesgo de la lesión. Esta realidad demuestra la importancia de que los empleadores provean un seguro que cubra el tratamiento médico apropiado y el pago del salario para los empleados que se han lesionado durante el desempeño de sus deberes laborales.

Aunque existen riesgos legales y repercusiones para los empleadores que toman la decisión de salir del programa de Indemnización del Trabajador de Texas (Texas Workers’ Compensation), hay muchos Empleadores de Texas que consideran que ellos están más para beneficiar que para escoger un estado de Non-Subscriber. Un individuo lesionado mientras se encuentre empleado por un Non-Subscriber de Texas debe estar cansado del hecho de que la cobertura proporcionada en la póliza de Non-Subscriber podría estar menos enfocada en que usted obtenga el tratamiento que se merece y en cambio, se enfoque más en reducirle a la compañía los costos comerciales.

Si usted ha sufrido un accidente de trabajo siendo empleado una compañía Non-Subscriber de Texas, existen cinco pasos de rigurosa importancia para considerar después del incidente.

1. ¡Reporte de inmediato sobre la lesión a su empleador!

Cada plan de beneficios de seguro es diferente, pero en general, después de que sucede su lesión debe reportarla de inmediato. Si las circunstancias le prohíben hacerlo de inmediato,  es fundamental que informe a su empleador sobre la lesión y las circunstancias que la rodean dentro de las 24 horas de haber sufrido la lesión. En el informe para su empleador se debe incluir la hora y el lugar de la lesión (por ejemplo, en el tercer pasillo, debajo de la estantería del producto, a las 8:45 am), los detalles  sobre cómo sucedió el accidente (por ejemplo, estaba trabajando debajo de la estantería, abasteciendo producto que consta de bolsas de  80lb, cuando sentí un dolor muy fuerte en la espalda), los detalles de la lesión (por ejemplo, dolor en la zona lumbar era de 10 sobre 10, no podía caminar), y cualquier testigo del accidente. Proporcionar estos detalles es decisivo para establecer que la lesión fue y se derivó de un accidente laboral, y que no es una condición actual no relacionada con el trabajo. Además, la mayoría de los planes de seguro exigen el reporte de la lesión rápidamente para poder recibir atención médica.

2. Conserve Todas las Pruebas Relacionadas con Su Lesión

Conservar todas las pruebas relacionadas con su lesión es decisivo para establecer que su lesión se derivó de un accidente laboral, para determinar que la responsabilidad podría recaer más bien en el empleador. Las pruebas pueden incluir fotos del área donde ocurrió la lesión, cualquier correspondencia o conversaciones con su supervisor o sus compañeros de trabajo con respecto a la lesión,  las planillas de control de horas que muestren que usted estaba trabajando en la fecha en que se lesionó, y cualquier recibo o formulario médico por tratamiento como resultado de la lesión laboral.

3. Conserve los Nombres de Todos los Testigos

Si otro empleado o alguien fue testigo de su lesión en el lugar de trabajo, es importante que usted conserve los nombres de todos los testigos para incluirlos en el informe para su empleador. Esta información es un respaldo adicional del reclamo de que la lesión se deriva de un accidente laboral ya que usted tuvo testigos de conocimiento de primera mano quienes pueden afirmar que fueron testigos de lesión en el momento y lugar reportados.

{{cta(‘240f19f1-f207-4fb1-8991-aff864236bda’)}}

4. No espere para reportar su Incidente al Supervisor y Asegúrese de hacer un Informe Por Escrito

Si usted espera más de 24 horas para reportar la lesión a un supervisor o al individuo que sea responsable de completar los reportes por  lesiones, generalmente es el departamento de Recursos Humanos o de Seguridad, entonces la capacidad de establecer que la lesión se deriva de un accidente laboral disminuye de forma importante porque usted pierde oportunidades claves para conservar la información tales como declaraciones de testigos, detalles específicos relacionados con la lesión, y para establecer que la lesión necesitaba tratamiento médico. ¡No se espere!

5. No Acepte que un se niegue a denunciar y Actúe llamando a un Abogado de Lesiones Laborales.

El tratamiento médico puede ser extremadamente costoso y dejar de percibir salarios por no poder trabajar en una capacidad normal y los gastos se pueden sumar rápidamente. Si ha sufrido una lesión mientras es empleado de una compañía No –suscriptora de Texas y su supervisor se niega a reportar su lesión en el lugar de trabajo, es fundamental que usted informe a todas las personas que pueda en la gerencia de esa compañía, que se ha lesionado y necesita elaborar un informe. Luego, tome acción llamando a un abogado de lesiones laborales quien protegerá sus derechos como empleado y se asegurará de que la responsabilidad financiera para tratar la lesión derivada del accidente laboral recaiga en el empleador, y no en el trabajador lesionado.

Si usted ha sufrido una lesión en el trabajo, hable con un abogado de accidentes laborales de confianza y bilingüe, uno que comprenda sus necesidades. Así, usted estará en una posición mucho mejor al estar bien representado cuando llegue el momento de defender sus derechos ¡NO SE DEJE! Comuníquese con el abogado Héctor L. Sandoval y hable hoy con un abogado de trabajo que está con usted.

Categories

Archives