“Cuando yo quiero algo y creo en ello, no me detendrá nada en obtenerlo.” Esa cautivante declaración de Hellieth Pedroza es su regla de oro.

Personas que han luchado por vivir en América tienen un aprecio especial por lo que nuestro país representa. Hellieth nació y se crio en Puerto La Cruz, Venezuela. Haber crecido en un país plagado de inestabilidad política hizo que Hellieth tuviera la esperanza de una mejor vida en los Estados Unidos.

Hellieth fue sumamente afortunada de tener mujeres fuertes que la inspiraran a seguir sus sueños. Ella desarrollo un interés en el derecho de las leyes por sus abuelos.

“Mi abuela fue una de las primeras juezas en Caracas, Venezuela,” dijo Pedroza. “Todos la conocían y la respetaban. Ella luchó para proteger la sociedad de los ‘malos’ pero también sabía que el sistema tenía sus defectos.”

Los modelos a seguir de Hellieth también incluyen a las Juezas Sonia Sotomayor y Ruth Bader Ginsburg, quienes han demostrado valor en su trabajo, y en compartir sus trayectorias personales. Hellieth admira como ellas han abierto las puertas para que personas como ella puedan lograr sus metas.

Las mujeres en la vida de Hellieth siempre la han ayudado a lo largo de su camino. Hellieth llegó a América durante la secundaria. Cuando la escuela nueva quería retrasar a Hellieth un año para que pudiera graduarse a los 18, su madre se negó rotundamente. Aunque no hablaba inglés, la madre de Hellieth se reunió con el superintendente del distrito escolar y le insistió que debían de inscribir a Hellieth en su grado actual. Ella superó la barrera del idioma, y le permitieron a Hellieth cursar sus estudios sin interrupción alguna, y se graduó de la secundaria a los 17 años de edad.

Después de graduarse del Colegio de Derecho de University of Houston, Hellieth trabajó para un bufete de abogados de inmigración. Esta experiencia aumentó su pasión en ayudar a aquellos que más lo necesitan. Sin embargo, Hellieth muy rápidamente descubrió que su verdadera pasión era ayudar a victimas de lesiones personales, y aprendió a hacer una diferencia en la vida de las personas que han sido lastimadas por el descuido de otros.

En los primeros años de su práctica legal, Hellieth descubrió que puede ser un ejemplo para otros, de la misma manera que ella ha sido inspirada por sus modelos a seguir. Una noche, Hellieth se quedo hasta tarde para preparar a una mujer Hispana para su deposición. La mujer parecía estar intrigada por Hellieth y le preguntó cuantos años tenía. Hellieth siempre se ha visto mas joven de lo que es, y esa era una pregunta que había escuchado antes. Simplemente le dijo a la señora, como siempre había contestado esa pregunta, “me veo mas joven de lo que soy.” La mujer le dijo que no podía creer que una persona como Hellieth era su abogada. Al principio, eso tomó a Hellieth por sorpresa. Cuando ella le preguntó a la señora por que decía eso, la señora le respondió que mujeres Hispanas no podían tener “trabajos tan elegantes” como ese en América.

Hellieth le explicó a la señora que su camino no había sido fácil, pero que persistió. Ella alentó a la señora y le dijo, “algunos obstáculos harán que nuestras metas parezcan imposibles, pero debemos continuar hasta que logremos hacer un nombre de nosotros mismos.”

La mujer quedó fascinada con la historia de Hellieth. La señora le dijo a Hellieth que le iba a traer a su nieta para que la conociera. Cuando el caso de la señora se cerró, y la señora fue a recoger su cheque, trajo a su nieta y se la presento a Hellieth.

“Hablamos por casi una hora,” dijo Hellieth, “y ahí fue cuando me di cuenta del impacto que puedo tener, y como mi historia puede inspirar a otros.”

Hellieth cree que un defensor que protege los intereses de otros puede hacer una diferencia asombrosa en la vida de otros. Ella encuentra su propósito en ayudar a otros, incluyendo a sus clientes y a sus seres queridos. Cuando otros ven una situación imposible, Hellieth ve oportunidades para resolver problemas. La inquebrantable manera de Hellieth de encontrar soluciones se convirtió en una parte esencial de su vida cuando su papá fue afligido por el cáncer.

El padre de Hellieth fue diagnosticado con carcinoma de células renales en el 2017, y el cáncer muy pronto se esparció a su columna cervical, arriesgándolo a una parálisis inminente. Los doctores de su padre en Venezuela no le ofrecieron una cirugía que pudiese evitar la parálisis, y la compañía de seguro de su padre no lo dejaba obtener la cirugía en los Estados Unidos. Estas noticias fueron devastadoras para la familia de Hellieth, ya que ellos estaban seguros de que aquí su padre iba a recibir el mejor tratamiento.

Hellieth estaba determinada a ganar esa batalla por su padre. Ella estudió la póliza del seguro médico de su padre y descubrió una estipulación que le permitía a su padre obtener la cirugía en los Estados Unidos si era una emergencia. Ella contactó a los neurocirujanos de su padre en Houston, obtuvo la documentación necesaria para que al cirugía fuera designada una emergencia, y en 24 horas, su padre fue ingresado en el Hospital de Memorial Hermann ubicado en Houston, Texas, para la cirugía que le salvo la vida al padre de Hellieth, no se paralizó y logró extenderle su vida.

Hellieth afrontó la trágica situación de su papá con dedicación y perseverancia, al igual que con destreza y habilidades analíticas. Estos son rasgos que Hellieth tiene a la disponibilidad de todos sus clientes. Hellieth cree que ella puede hacer una diferencia real en la vida de las personas a través de una labor ardua y atención especial a los detalles. Esa es la manera en como ella lidia con todos aquellos vienen a pedirle ayuda. Hellieth trae este nivel de compromiso a su trabajo por que esa es la expresión de quien es ella como persona. El mejor concejo que Hellieth ha recibido fue, “se sincero contigo mismo.” Ese ideal inspira la práctica legal de Hellieth.

En su tiempo libre, a Hellieth le encanta ir al cine y ver todo tipo de películas. Ella tiene un Husky Siberiano de 5 años llamado Silas. Ella monta su motocicleta los domingos por las mañanas y le encanta pasar su tiempo libre con la familia, asando carne – una destreza que aprendió de su padre.

¡No Se Deje!

Contáctenos Hoy Para Una Consulta Privada y Gratis

$1.04 Milliones

Accidente de Trabajo

$450 Mil

Accidente de Trabajo

$367 Mil

Accidente de Camión

$260 Mil

Accidente de Trabajo

Artículos Relacionados

  • ¿El Seguro de Compensación Laboral Paga por los Salarios Perdidos?

    Si usted vive en Texas y se lesiona en el trabajo, se preguntará: ¿el seguro de compensación laboral paga por los salarios perdidos? No solo tiene que soportar el dolor de sus lesiones y centrar su atención en la recuperación. Quizá también le preocupe la pérdida repentina de ingresos: dinero que necesita para pagar sus […]
  • ¿Cuánto pagan los acuerdos por demandas de accidentes de construcción?

    El valor de un caso depende de varios factores. Generalmente, en casos en los cuales la lesión fue seria y la responsabilidad civil del defendido es aparente, es probable que el acuerdo sea alto. Los casos de accidentes son fuertemente controlados por la cobertura que tiene la compañía de seguro. Si fuiste lesionado en un […]